terrakuita

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Textos diversos
Textos diversos

Pena y alegria

E-mail Imprimir PDF

“La pena te prepara para la alegría.  Barre violentamente todo hacia afuera de tu casa, para que la nueva alegría pueda tener espacio para entrar.  Sacude las hojas amarillas de la rama de tu corazón, para que frescas hojas verdes puedan crecer en su lugar.  Arranca raíces podridas para que las nuevas raíces escondidas debajo tengan lugar para crecer.  Cuando cualquier pena se sacude de tu corazón, cosas mucho mejores tomarán su lugar.”

Rumi

 

El baño

E-mail Imprimir PDF

 

El agua baña el cuerpo. El silencio baña tu espiritu. Tómate

Semanalmente ( si es posible diariamente) un baño de algunas horas de

silencio. Totalmente solo y despojado. Sin libros, sin palabras, sin amigos,

sin dinero, sin enemigos, sin trabajo, sin ocio, sin máquinas ni aparatos de

especie alguna. Sin ruido interno, y de ser posible sin ruido externo.

Totalmente libre. Inúndate de silencio, los domingos desde el amanecer,

o los miércoles al atardecer, o cuando quieras, tanto da, Pero decídelo.

Toma ese baño que es tanto o más importante que el baño de agua.

Inúndate de silencio y luz. Comprenderás tú mismo.

 

El umbral.

E-mail Imprimir PDF

 

Te dicen para qué sirves, para qué estás en el mundo, qué debes hacer, y

cómo debes gozar. Pero eso debe ser pensado y decidido sólo por ti mismo.

Puedes hacerlo. No temas. Rompe con los carteles, los afiches, los

consejos, la radio, los diarios, la televisión, y con cualquier cosa que te diga

lo que hacen las demás personas, (chismes y noticias) y lo que debes hacer o

como comportarte en diversas situaciones (consejos, propagandas, etc.) .

Rompe con el ruido. Destruye los límites del espacio y del tiempo. Del

tiempo mental más que el del reloj. No te entrometas en la vida ajena, que

es toda la vida que late fuera de tu piel.

Impide laxamente que se entrometan en tu propia vida. Eres libre. Vive

tu libertad lo más plenamente que puedas. La comunión es del hombre

nuevo, el entrometimiento es del hombre viejo.

Deja vivir la libertad ajena. No aceptes argumentos viejos ni conceptos

repetidos que pretenden suavizar esta verdad indiscutible y grande que sólo

es el umbral del portal del mundo nuevo.

 

 

Despertar.

E-mail Imprimir PDF

 

Despierta. Estás adormecido por las distracciones cotidianas o semanales.

Por las palabras vanas. Por el ruido. Con tu cerebro iluminado

comprenderás en un solo momento hacia dónde marcha el hombre viejo.

Con esa misma luz verás la urgente necesidad de dar un vuelco a tus

palabras y tus acciones de cada instante. Sin duda hallarás también la

fuerza serena, sin espantarte, para que tu transformación sea estable. No

dejarás dentro tuyo ningún eslabón de la cadena del pasado, ni tu patria,

ni tu nombre si es necesario, para terminar con los cercos y las bombas y la

persuasión para la muerte.

Forjarás a tu alrededor, poco a poco, al mundo nuevo, el que se

construye a cada momento y que quizás no se vea nunca, lleno de Vida; al

lado del hombre viejo, y aún sin su ayuda, porque tu nueva luz te ha hecho

tan Fuerte que nunca más podrás creer que naciste débil y que no podrías

hacer el cielo en la tierra.  16

No esperes a que comience tu hermano, tu esposa, tu compañero, tu hijo,

tu maestro o tu vecino. Piénsalo tú. Háblalo tú. Hazlo tú mismo. Es

urgente que renazcan en ti mismo a cada instante los hombres nuevos de

toda la historia. Es urgente que mates oportunamente todos los hombres

viejos que surgen sorpresivamente desde lo íntimo de tu propio ser.

 

 

Salta ya mismo !!

E-mail Imprimir PDF

 

Deseas comenzar de nuevo toda tu vida. Pues no esperes más. Eres tan

capaz como cualquier otro ser humano.

Disminuye tu ración de alimentos a la mitad. Es suficiente. Que tu

alimento sea natural. Camina el doble. Haz algo con tus manos.

Destruye todo lo que tu cerebro está produciendo, y reconstrúyelo

totalmente nuevo.

Habla lo menos posible, sobre todo de ti mismo y de la vida privada de

las demás personas. No te entrometas en la vida de los que te rodean. Vive  11

tu propia vida y deja que cada cual vida la suya propia. No eres dueño de

nadie, y nadie es tu dueño.

El amor no nos da derechos ni deberes.

Escucha a todos, pero no sólo con los oídos, sino también con tus

sentimientos, si no has permitido que esta torpe civilización te los haya

destruido por completo(tanto los oídos como los sentimientos).

A solas mira frecuentemente al horizonte, así no olvidarás que aún, el

cielo se puede unir con la tierra. No pretendas ver nada, mira atenta y

espontáneamente todo aquello que vaya surgiendo en cada uno de tus

momentos. No busques escuchar nada, solo escucha con tranquilidad, sin

formar parte de la confusión, el chisme, el ruido, y la trivial frivolidad que

te rodea. El silencio también puede curarte.

Piensa si todo lo que posees es realmente necesario para tu supervivencia.

Piensa porqué no eres capaz de gozar con la simple satisfacción de tus

necesidades. Piensa alguna vez, muy seriamente, si algo de lo que haces,( o

la manera en que lo haces) está destruyendo tu serenidad y tu alegría.

Recuerda que tu tranquilidad y tu capacidad de gozar son muy

importantes para el bienestar de los que te rodean.

Acepta a todos tal cual son, no pretendas cambiar a nadie, pero no

temas ser diferente a ellos. No busques causas para alegrarte de estar vivo.

Todo se puede comenzar de nuevo. ¿Adonde? Y donde sino dentro de ti

mismo.

Adelante. Puedes hacerlo. ¡Puedes hacerlo! No argumentes. Dentro

del próximo minuto puedes llegar a convertirte en Ser Humano.

Vamos ¡ salta ! ..... ¡Salta ya mismo!

 

Bienestar y maestros.

E-mail Imprimir PDF

 

Lo más importante es que te sientas bien en lo íntimo de tu ser.

Necesitas atención relajada y espontánea, tranquila y continua vigilancia

para identificar las cosas que verdaderamente se oponen a tu real y

profundo bienestar, que es una de las bases más firmes del bienestar de todos

los que te rodean. Si no abandonas esa contemplación continuada, no

podrás equivocarte. No necesitas quien te lo haga ver. No precisas de

maestros ni consejeros. No esperes que tu fuerza llegue desde el exterior, tu

puedes hacerlo; Eres absolutamente capaz, no creas a quien te diga que eres

débil o loco. No dudes. Las dudas producen atraso. Pega el salto ya

mismo. Deshace tu corazón, tus manos y tu cerebro para poder

reconstruirlos a tu propia manera. No argumentes, comienza a vivir de

una vez por todas tu propia vida. Los gatos, los millonarios, el trabajo

agradable, el ocio silencioso, el viento, los mendigos, tus amigos, la luna, las

sonrisas, entre otras muchas cosas serán tus maestros. Tú mismo lo verás.

Si abres tus ojos, tu mente y tu corazón, no necesitarás interrumpir tu

despertar.

 

 

Activarse.

E-mail Imprimir PDF

 

Únete sin perder tu propio ser. Acepta a los demás totalmente, sin

buscar causas. Sorprende a los que te rodean con ternuras imprevistas.

Mira el reloj, pero con la mente liberada del tiempo. Entra en tu casa sin

preocuparte porque sea tuya. Sonríe.

No seas un gran estómago, centro de todo y dispuesto siempre a recibir

elogios, fama, ganancias, alegría e incluso amor, pasivamente. Actívate.

Tú puedes hacerlo solo. Eres absolutamente capaz. Eres fuerte, no

aplastes tu potencia latente con el abandono engolosinado de esta

civilización que nos destruye sutilmente y nos distrae groseramente, con el

diario, la TV, la radio, el trabajo febril y displacentero, las modas (lo

último y más nuevo) los alimentos de gran variedad y cantidad, pero escasa

calidad igual que la literatura. Tu puedes prescindir de estas falsas

necesidades, eres capaz.

No permitas que aplasten esa luz, que no elige, no analiza, no

interpreta y no acumula, que está dentro de ti, continuamente, sin pausas.

 

 

Ayuda

E-mail Imprimir PDF

Cuando te sientas impulsado a ayudar, detente. Es muy probable que tu

intento surja de un oscuro sentimiento de superioridad: Tú, superior, eres el

que da; el otro, sutilmente menospreciado, recibe.

En esa ayuda deliberada, existe un espacio inmenso entre tú y aquel a

quien ayudas, pero cuando te sientes en comunión con todos, y hay amor,

surge una ayuda que no has buscado, que no tiene objeto, y a la que ni se te

ocurrirá poner el nombre de “ayuda”. Cuando ese espacio inmenso

desaparece, como ocurre entre verdaderos amigos, surge la ayuda sin

nombre, que no se busca, no se pide, ni se otorga, la ayuda sin espacio y sin

pausa y que no tiene ni siquiera el retorno de una satisfacción

momentánea.

 

 

Trabajar con gozo

E-mail Imprimir PDF

El trabajo realizado con gozo, como una constante recreación, será un

trabajo ineludiblemente bien realizado y esa es la más pura y honesta

política, la mejor higiene mental, porque pertenece a cada momento y a la

eternidad misma. Mirar, trabajar, escuchar, caminar, vivir de esa

manera a cada momento y no consentir bajo ningún punto de vista en

vivir de otra manera, es la mejor contribución a la economía del planeta, a

la salud mental y física, a la armonía del mundo que es reflejo último de

nuestra propia armonía. Sé inflexible contigo mismo para no impedirte

vivir de esa manera flexible, floja, abierta y vivaz.

 

Los efectos de sonido en su genio innato

E-mail Imprimir PDF

Los efectos de sonido en su genio innato

Por Tom Kenyon

 

El uso del sonido y de la música para generar la "curación" tiene una larga historia que se remonta a los inicios virtuales del hombre.

Chamanes y curanderos indígenas utilizan instrumentos como la voz humana, tambores, flautas e instrumentos de percusión han sido documentados para alterar los estados del cerebro (es decir, la actividad neuronal en el cerebro mismo). Estos estudios han demostrado, por ejemplo, que ciertos patrones de percusión pueden aumentar la actividad theta en la corteza cerebral, un estado del cerebro que se sabe están relacionados con estados hipnagógicas de conciencia, estados de ensueño de la mente, así como los estados de la creatividad mental, inusual.

Última actualización el Jueves, 06 de Febrero de 2014 18:16 Leer más...
 


Página 1 de 6

Banner

Frases destacadas

Locura


La definición de locura es hacer lo mismo una y otra vez y esperar resultados diferentes.

Albert Einstein