terrakuita

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Tantra Diálogos con Dios sobre sexualidad

Diálogos con Dios sobre sexualidad

E-mail Imprimir PDF

Fragmento del libro diálogos con Dios de Neale Donald Walsch

.

¿Por qué creaste dos sexos? ¿Fue la única forma en que pudiste imaginar que nos recrearíamos? ¿Cómo debemos abordar esta increíble experiencia llamada sexualidad?

 

No con vergüenza, por supuesto. Y sin culpa ni temor.

La vergüenza no es una virtud, y la culpa no es bondad, y el temor no es honor.

Y no con lujuria, ya que la lujuria no es pasión; y no con abandono, ya que no es libertad el abandono, y no con agresividad, ya que la agresividad no es vehemencia.

Y, obviamente, sin ideas de control o poder o dominación, ya que no tienen nada que ver con el Amor.

Sin embargo... ¿puede usarse el sexo para propósitos de simple gratificación personal? La sorprendente respuesta es sí, porque la "gratificación personal" es otra frase para Amor a sí Mismo.

La gratificación personal adquirió una mala reputación a través de los años, lo cual es la principal razón de que se le adjudique tanta culpa al sexo.

Se te ha dicho que no debes usar para gratificación personal nada que sea ¡intensamente gratificante para tu persona! ¡Para ti, es evidente esta contradicción, pero no sabes a dónde ir con la conclusión! Por lo tanto, decides que si te percibes culpable por lo bien que te sientes durante y después del sexo, eso, por lo menos, significará que está bien.

Es muy semejante a lo que sucede con una cantante famosa que todos conocen, a quien no nombraré aquí, y que recibe millones de dólares por interpretar sus canciones. Cuando se le pidió que comentara sobre su increíble éxito y las riquezas que le ha redituado, dijo: "Me siento casi culpable por lo mucho que disfruto lo que hago".

La implicación es clara. Si es algo que disfrutas Haciéndolo, no se te debe recompensar además con dinero. La mayor parte de la gente gana dinero haciendo algo que detesta, ¡o algo que es, por lo menos, un duro trabajo, y no un júbilo interminable!

Por consiguiente, el mensaje del mundo es: ¡Si tienes sentimientos negativos al respecto, entonces puedes disfrutarlo!

Con frecuencia utilizas la culpa en un intento por sentirte mal acerca de algo con lo que te sientes bien, y así te reconcilias con Dios...

¡quién tu piensas que no quiere que te sientas bien con nada!

Especialmente, no debes sentirte bien con los disfrutes del cuerpo. Y mucho menos con el (como tu abuela acostumbraba a susurrar) "S-E-X-O"...

Pues bien, la buena noticia es: ¡que magnífico que disfrutes el sexo!

¡Esta bien, asimismo, que ames a tu Ser!

De hecho, es obligatorio.

Lo que no es conveniente es que te vuelvas adicto al sexo (o a cualquier otra cosa). ¡Pero hay "anuencia" para que te enamores de él!

Practica diciendo esto diez veces cada día:

 

AMO EL SEXO

 

Practica diciendo esto diez veces:

 

AMO EL DINERO

 

¿Ahora quieres una realmente fuerte? Trata de decir diez veces lo siguiente:

 

¡ME AMO A MÍ MISMO!

 

He aquí algunas otras cosas que se supone que debes amar. Practica dándoles tu amor:

 

PODER

GLORIA

FAMA

ÉXITO

LOGRO

 

¿Quieres más? Prueba lo que sigue. Debes sentirte realmente culpable si amas esto:

 

EL RECONOCIMIENTO

SER MEJOR

TENER MÁS

SABER CÓMO

SABER PORQUÉ

 

¿Tuviste bastante? Ahora aquí la culpa fundamental. Debes percibir  la culpa fundamental si sientes que:

 

CONOCES A DIOS

 

¿No es interesante? En el transcurso de la vida te han hecho sentir culpable acerca de

 

LAS COSAS QUE MÁS QUIERES

 

Sin embargo, yo te digo: ama, ama, ama lo que deseas, ya que tu amor por ello lo atrae hacia ti.

Todo es la razón de la vida. Cuándo lo amas, ¡amas la vida! ¡Cuándo declaras lo que deseas, anuncias que eliges todo lo bueno que ofrece la vida!

Así que elige el sexo, ¡todo el sexo que puedas vivir! Y elige el poder, ¡todo el poder que puedas alcanzar! Y elige la fama, ¡toda la fama que sea posible! Y elige el éxito, ¡todo el éxito que puedas obtener! Y elige el logro, ¡todo el logro que puedas experimentar!

Sin embargo, no elijas el sexo en lugar del amor, sino como una celebración de él. Y no elijas poder sobre, sino poder con. Y no elijas la fama como un fin en sí misma, sino como un medio para un fin más elevado. Y no elijas el éxito a costa de otros, sino como un instrumento con el cual ayudar a los demás. Y no elijas el logro a cualquier costo, sino lograr sin perjudicar a otros, y que incluso también a ellos les reditúe algún beneficio.

Sigue adelante y elige ser mejor, pero no mejor que otros, sino mejor de lo que eras antes.

Sigue adelante y elige tener más, pero sólo para que tengas más que dar.

Y sí, elige "saber como" y "saber por qué", de modo que puedas compartir todo el conocimiento con otros.

Y, desde luego, elige CONOCER A DIOS. De hecho, ELIGE ESTO PRIMERO, y todo lo demás le seguirá.

Toda tu vida se te ha enseñado que es mejor dar que recibir. Sin embargo, no puedes dar lo que no tienes.

Ésta es la razón por la cual la autogratificación es tan importante, y por qué es tan desafortunado que haya llegado a tener una connotación tan negativa.

Obviamente, no estamos hablando de la autogratificación a costa de otros. No se trata de ignorar las necesidades de los demás. Sin embargo, no es necesario que vivas ignorando tus propias necesidades.

Date a ti mismo abundante placer, y tendrás abundante placer para dar a los demás.

Los Maestros del sexo tántrico lo saben. Por eso alientan la masturbación, a la cual algunos consideran un pecado.

 

¿Masturbación? ¡Vaya!, realmente estás tocando límites. ¿Cómo puedes sacar a relucir algo como eso, cómo puedes siquiera hablar de ello en un mensaje que se supone que proviene de Dios?

 

Ya veo. Tienes un juicio sobre la masturbación.

 

Yo no, pero es posible que muchos de los lectores lo tengan. Y pensaba que Tú habías dicho que estábamos produciendo este libro para que otros lo leyeran.

 

Así es.

 

¿Entonces por qué los ofendes deliberadamente?

 

No "ofendo deliberadamente" a nadie. Las personas están en libertad de "ofenderse" o no, como elijan. No obstante, ¿realmente crees que es posible que hablemos franca y abiertamente acerca de la sexualidad humana sin que alguien elija "ofenderse"?

 

No, pero esto es ir demasiado lejos. Creo que la mayoría de la gente no está preparada para oír hablar a Dios acerca de la masturbación.

 

Si este libro se va a limitar a lo que la "mayoría de la gente" esta preparada para oír acerca de lo que Dios dice, va a ser un libro muy pequeño. La mayoría nunca esta preparada para oír lo que Dios expone.

Por lo general, esperan 2000 años.

 

Está bien, sigue adelante. Ya nos recuperaremos de la conmoción inicial.

 

Bien. Me referí a esta experiencia de vida (en la que todos han participado, por cierto, pero de la cual nadie quiere hablar) para ilustrar un punto mayor.

El mayor punto, reitero: Date a ti mismo abundante placer, y tendrás abundante placer para dar a los demás.

Los maestros del llamado sexo tántrico - el cual, a propósito, es una forma muy elevada de expresión sexual - saben que llegar al sexo sediento de sexo disminuye notablemente la capacidad para proporcionar placer a la pareja y experimentar una unión prolongada y jubilosa de almas y cuerpos, razón, por cierto, muy elevada para vivir la sexualidad.

Por lo tanto, los amantes tántricos suelen darse placer a sí mismos antes de dárselo mutuamente. Esto ocurre a menudo en presencia del otro, y generalmente con el estímulo, ayuda y guía recíproca de la pareja.

Entonces, cuando se ha dado satisfacción a la sed inicial, la sed más profunda de ambos - la sed de éxtasis por medio de la unión prolongada

- se puede satisfacer gloriosamente.

El autoplacer mutuo es todo parte del regocijo, el carácter juguetón, la ternura de la sexualidad plenamente expresada. Es una de varias partes. La experiencia denominada coito, o relación sexual, podría prolongarse hasta el final de un encuentro de amor de dos horas. O podría no ser así. Para la mayoría es casi el único punto de un ejercicio de 20 minutos. ¡Es decir, con suerte 20 minutos!

 

Lo que menos me esperaba es que esto se convirtiera en un manual sexual.

 

No es así, pero no estaría mal que lo fuera. El género humano tiene mucho que aprender acerca de la sexualidad y su expresión más maravillosa y benéfica.

No obstante, todavía estaba buscando ilustrarte el punto mayor.

Cuanto más te des placer a ti mismo, tanto más placer le puedes dar ala otro. De igual forma, si te das a ti mismo el placer del poder, tienes más poder para compartir con los demás. Lo mismo es verdad en cuanto a la fama, la riqueza, la gloria, el éxito, o cualquier cosa que te haga sentir bien.

Y a propósito, creo que es tiempo de que revisemos por qué ciertas cosas te hacen "sentir bien".

 

Está bien, me rindo. ¿De qué se trata?

 

"Sentirse bien" es la forma que el alma grita: "¡Esto es quien soy yo!"

¿Alguna vez estuviste en un salón de clases dónde el maestro pasaba lista, y cuando mencionaba tu nombre tenías que decir "presente"?

 

Sí.

 

Bueno, "sentirse bien" es la forma en que el alma dice ¡presente!

Actualmente muchas personas ridiculizan la idea de "hacer lo que hace sentirse bien". Dicen que es el camino al infierno. Sin embargo, ¡Yo digo que es el camino al cielo!

Mucho depende, desde luego, de lo que te haga "sentir bien". En otras palabras, ¿qué clases de experiencias consideras que son un bien para ti? Sin embargo, yo te digo: nunca tuvo lugar ninguna clase de evolución por medio de la negación. Si tu fin es evolucionar, no creas que lo lograrás porque te hayas negado a ti mismo exitosamente lo que sabes que te hace "sentir bien", sino por que te concedes a ti mismo estos placeres, y descubres algo mayor todavía. ¿Cómo puedes saber que algo es "mayor" si nunca has probado lo "menor"?

El mayor punto, reitero: Date a ti mismo abundante placer, y tendrás abundante placer para dar a los demás.
Los maestros del llamado sexo tántrico - el cual, a propósito, es una forma muy elevada de expresión sexual - saben que llegar al sexo sediento de sexo disminuye notablemente la capacidad para proporcionar placer a la pareja y experimentar una unión prolongada y jubilosa de almas y cuerpos, razón, por cierto, muy elevada para vivir la sexualidad.
Por lo tanto, los amantes tántricos suelen darse placer a sí mismos antes de dárselo mutuamente. Esto ocurre a menudo en presencia del otro, y generalmente con el estímulo, ayuda y guía recíproca de la pareja.
Entonces, cuando se ha dado satisfacción a la sed inicial, la sed más profunda de ambos - la sed de éxtasis por medio de la unión prolongada
- se puede satisfacer gloriosamente.
El autoplacer mutuo es todo parte del regocijo, el carácter juguetón, la ternura de la sexualidad plenamente expresada. Es una de varias partes. La experiencia denominada coito, o relación sexual, podría prolongarse hasta el final de un encuentro de amor de dos horas. O podría no ser así. Para la mayoría es casi el único punto de un ejercicio de 20 minutos. ¡Es decir, con suerte 20 minutos!
Lo que menos me esperaba es que esto se convirtiera en un manual sexual.
No es así, pero no estaría mal que lo fuera. El género humano tiene mucho que aprender acerca de la sexualidad y su expresión más maravillosa y benéfica.
No obstante, todavía estaba buscando ilustrarte el punto mayor.
Cuanto más te des placer a ti mismo, tanto más placer le puedes dar ala otro. De igual forma, si te das a ti mismo el placer del poder, tienes más poder para compartir con los demás. Lo mismo es verdad en cuanto a la fama, la riqueza, la gloria, el éxito, o cualquier cosa que te haga sentir bien.
Y a propósito, creo que es tiempo de que revisemos por qué ciertas cosas te hacen "sentir bien".
Está bien, me rindo. ¿De qué se trata?
"Sentirse bien" es la forma que el alma grita: "¡Esto es quien soy yo!"
¿Alguna vez estuviste en un salón de clases dónde el maestro pasaba lista, y cuando mencionaba tu nombre tenías que decir "presente"?
Sí.
Bueno, "sentirse bien" es la forma en que el alma dice ¡presente!
Actualmente muchas personas ridiculizan la idea de "hacer lo que hace sentirse bien". Dicen que es el camino al infierno. Sin embargo, ¡Yo digo que es el camino al cielo!
Mucho depende, desde luego, de lo que te haga "sentir bien". En otras palabras, ¿qué clases de experiencias consideras que son un bien para ti? Sin embargo, yo te digo: nunca tuvo lugar ninguna clase de evolución por medio de la negación. Si tu fin es evolucionar, no creas que lo lograrás porque te hayas negado a ti mismo exitosamente lo que sabes que te hace "sentir bien", sino por que te concedes a ti mismo estos placeres, y descubres algo mayor todavía. ¿Cómo puedes saber que algo es "mayor" si nunca has probado lo "menor"?
La religión te pedirá que aceptes su palabra al respecto. Ésa es la razón por la que, a la larga, todas las religiones fracasan.
Por otra parte, la Espiritualidad siempre tendrá éxito.
La religión te pide que aprendas de la experiencia de otros. La Espiritualidad te apremia a que busques la propia.
La religión no puede soportar a la Espiritualidad. No puede aceptarla, ya que la Espiritualidad te puede conducir a una conclusión diferente a la de una religión en particular, y eso no lo puede tolerar ninguna religión conocida.
La religión te alienta a explorar los pensamientos de otros y a aceptarlos como propios. La Espiritualidad te invita a descartar los pensamientos de los demás y alcanzar los tuyos.
El "sentirse bien" es una forma de decirte a ti mismo que tu último pensamiento fue verdad, que tu última palabra fue sabiduría, y que tu última acción fue amor.
A fin de observar que tan lejos has progresado, de medir qué tan alto has evolucionado, date cuenta simplemente de que te hace "sentir bien".
Sin embargo, no busques violentar tu evolución, para evolucionar más, con más rapidez, negándote lo que se siente bien, o alejándote de ello.
La autonegación es autodestrucción.
No obstante, entérate de esto: la autorregulación no es autonegación.
La regulación de la conducta es una elección activa de hacer o no hacer algo basada en una decisión propia respecto a quién es uno. Si tú declaras que eres una persona que respeta los derechos de los demás, la decisión de no robarlos o atracarlos, no violarlos y saquearlos, difícilmente es una "autonegación". Es una autodeclaración. Por eso se dice que lo que origina que uno se sienta bien es la medida de su evolución.
Si lo que te hace "sentir bien" es una actuación irresponsable, una conducta que sabes que podría perjudicar a otros o causar infortunio o dolor, entonces no has evolucionado mucho.
La clave aquí es la concientización. Y es tarea de los mayores en las familias y en las comunidades crear y difundir esta concientización entre los jóvenes. También, es misión de los mensajeros de Dios incrementar la concientización entre todos los pueblos, a fin de que puedan entender que hacer a o para uno, es hacer a o para todos, porque todos somos Uno.
Cuando procedes a partir de "Todos Somos Uno", es prácticamente imposible que el lastimar a otro "se sienta bien". Se desvanece la llamada "conducta irresponsable". Dentro de estos parámetros los seres en evolución buscan experimentar la vida. Es dentro de estos parámetros que Yo digo: Concédete a ti mismo permiso para tener todo lo que la vida ofrece, y descubrirás que ofrece más de lo que alguna vez te imaginaste.
Tu eres lo que experimentas. Experimentas lo que expresas. Expresas lo que tienes que expresar. Tienes lo que te concedes a ti mismo.
Me fascinan tus conceptos. ¿Pero podemos volver a la pregunta original?
Sí . Creé dos sexos por la misma razón que puse el yin y el yang en todo, ¡en el universo completo! Lo masculino y lo femenino son parte del yin y el yang. Son la expresión viviente más elevada de tal manifestación en este mundo.
Son el yin y el yang... en forma. En una de muchas formas físicas.
El yin y el yang, el aquí y el allá... el esto y el eso... el arriba y el abajo, lo caliente y lo frío, lo grande y lo pequeño, lo rápido y lo lento, la materia y la antimateria...
Todo esto es necesario para que experimentes la vida como lo conoces.
¿Cómo podemos expresar mejor el concepto de energía sexual?
Amorosamente. Abiertamente.
Juguetonamente. Jubilosamente.
Escandalosamente. Apasionadamente. Sagradamente. Románticamente.
Graciosamente. Espontáneamente. Conmovedoramente. Creativamente.
Desenfadadamente. Sensualmente.
Y desde luego, frecuentemente.
Hay quienes dicen que el único propósito legítimo de la sexualidad humana es la procreación.
Disparates. La procreación es la feliz consecuencia, y no la premeditación lógica, de la mayor parte de la experiencia de la sexualidad humana. La idea de que el sexo es sólo para producir bebés es ingenua, y el pensamiento corolario de que, por lo tanto, el sexo debe interrumpirse cuando se concibe al último hijo, es peor que ingenua. Viola la naturaleza humana, y ésa es la naturaleza que Yo dispuse.
La expresión sexual es el resultado inevitable de un proceso de atracción y flujo de energía rítmica que alimenta toda la vida.
A toda la creación la proveí de una energía que transmite su señal por todo el universo. Cada persona, animal, planta, roca, árbol, - cada manifestación - emite energía como un transmisor de radio.
Tú estás enviando - emitiendo - energía ahora mismo, desde el centro de tu ser en todas direcciones. Esta energía - que eres tú - se mueve hacia el exterior en patrones de onda. La energía sale de ti, se mueve a través de las paredes, sobre las montañas, más allá de la luna y en el Siempre. Nunca, nunca se detiene.
Cada pensamiento tuyo imprime características a esta energía. (Cuando piensas en alguien, si esa persona es lo suficientemente sensible, la puede sentir.) Le da forma cada palabra que pronuncies. Todo lo que hagas le afecta.
La vibración, el ritmo de velocidad, la longitud de onda, la frecuencia de tus emanaciones, se desplazan y cambian constantemente con tus pensamientos, estados de ánimo, sentimientos, palabras y acciones.
¿Has oído la expresión "enviar buenas vibraciones"? Es verdad. ¡Es muy exacta!
Ahora bien, cada persona, naturalmente, hace lo mismo. Y así, el éter
- el "aire" - esta lleno de energía; una Matriz de "vibraciones"
personales, entretejidas, entrelazadas que forman un tapiz más complejo de lo que podrías imaginar.
Este tejido es el campo de energía combinada dentro del cual vives. Es poderoso, y afecta todo, incluyéndote a ti.
Entonces tú envías "vibraciones" recién creadas, impactado como estás por las vibraciones entrantes a las cuales estas sometido, y éstas, a la vez, se añaden y cambian la Matriz, la cual a su vez afecta el campo de energía de todos los demás, lo cual afecta las vibraciones que ellos envían, lo cual afecta la Matriz, lo cual te afecta a ti...
y así sucesivamente.
Es posible que pienses que todo esto es una ilusión fantasiosa, pero, ¿alguna vez haz entrado en una habitación donde el "ambiente era tan denso que se podía cortar con un cuchillo"?
¿O has oído alguna vez de dos científicos que investigan sobre un mismo problema al mismo tiempo - en lugares opuestos del globo -, cada uno sin el conocimiento de otro, y de súbito ambos llegan a la misma solución, simultánea e independientemente?
Éstos son acontecimientos comunes, y algunas de las manifestaciones más obvias de la Matriz.
La Matriz, el campo de energía corriente combinado dentro de cualquier parámetro dado, es una vibración poderosa. Puede impactar, afectar, directamente, y crear objetos físicos y acontecimientos.
("Siempre que dos o más se reúnen en Mi nombre"...) La psicología popular denomina a esta Matriz de energía, "Consciencia Colectiva". Puede, y lo hace, afectar todo el planeta: las expectativas de guerra y las posibilidades de paz, convulsión geofísica o un planeta en calma, enfermedad generalizada o bienestar mundial.
Todo es resultado de la consciencia.
Y así también, los acontecimientos y condiciones más específicos en la vida personal.
Todo eso es más que fascinante, ¿pero que tiene que ver con el sexo?
Paciencia voy para allá.
El mundo entero está intercambiando energía todo el tiempo.
Tu energía se proyecta hacia fuera, tocando todo lo demás. Todo y todos los demás te tocan. Y aquí sucede algo muy interesante: en algún punto a mitad de camino entre tú y todo lo demás, esas energías se encuentran.
Para darte una descripción más gráfica, imaginemos dos personas en una habitación. Están alejadas una de la otra en extremos opuestos de la habitación. Las llamaremos Toño y María.
La energía personal de Toño está transmitiendo señales acerca de él en un círculo de 360 grados en el universo. Parte de esa onda de energía alcanza a María.
Mientras tanto, María emite su propia energía, parte de la cual alcanza a Toño.
Sin embargo, esas energías se encuentran y convergen en una forma que no supondrías. Se encuentran a mitad de camino entre Toño y María.
Aquí, las energías se unen (recuerda que estas energías son fenómenos físicos; se pueden medir, sentir) y se combinan para formar una nueva unidad de energía a la que llamaremos "T-M". Son la s energías de Toño y María combinadas Ellos podrían muy bien llamar a esta energía el Cuerpo Intermedio, ya que es justamente eso: un cuerpo de energía al cual ambos están conectados, y que alimentan con las energías continuas que fluyen hacia él, y a su vez envían energías de regreso a sus dos "patrocinadores" a lo largo del hilo, o cordón o conducto que siempre existe dentro de la Matriz. (En efecto, este "conducto" es la Matriz.) Esta experiencia T-M es la verdad de Toño y María. Es a esta Sagrada Comunión que ambos son atraídos, ya que, a lo largo del conducto, los dos sienten el sublime júbilo del Cuerpo Intermedio, del Uno Unido, de la Unión Bendecida.
Toño y María, desde una cierta distancia, pueden sentir - en una forma física - lo que está sucediendo en la Matriz. Ambos son atraídos urgentemente hacia esta experiencia. ¡Quieren moverse el uno hacia el otro! ¡De inmediato!
Ahora interviene el "entrenamiento". El mundo los ha entrenado para que se moderen, para que desconfíen del sentimiento, para que estén prevenidos ante la posibilidad de salir "heridos", para que se refrenen.
Sin embargo, el alma... quiere conocer a T-M, ¡ahora!
Si los dos tienen suerte, se sentirán con la suficiente libertad para hacer a un lado sus temores y confiar en que el amor es todo lo que hay.
Ahora están irrevocablemente atraídos hacia el Cuerpo Intermedio. Ya están experimentando T-M metafísicamente, y Toño y María querrán experimentarlo físicamente. Por lo tanto, se aproximan, no para obtenerse mutuamente, eso es lo que parecería para el observador casual. Están tratando de alcanzar el T-M, están tratando de llegar a ese lugar de la Unión Divina que ya existe entre ellos, el lugar donde ya sabemos que son Uno - y que es como Ser Uno.
Por lo tanto, se aproximan hacia ese "sentimiento" que experimentan, y, a medida que cierran la brecha entre ellos, a medida que acortan el hilo", la energía que ambos envían a T-M viaja a una distancia más corta y, por lo tanto es más intensa.
Se acercan más aún. Cuanto más corta es la distancia, tanto mayor es la intensidad. Se acercan más todavía. La intensidad aumenta una vez más.
Ahora están separados por sólo un espacio muy reducido. El Cuerpo Intermedio está brillando ardientemente. Vibran con una velocidad tremenda. La "conexión" con y desde T-M es más densa, más considerable, brillante, candente con la transferencia de una energía increíble. Se dice que los dos están "ardiendo en deseo". ¡Lo están!
Se acercan aún más.
Ahora se tocan.
La sensación es casi insoportable, exquisita. En el punto de su contacto, perciben toda la energía de T-M, toda la sustancia compactada, intensamente unificada de su Ser Combinado.
Si te abres a esta grandiosa sensibilidad, cuando toques podrás sentir esta energía sutil y sublime como un hormigueo; algunas veces el "hormigueo" recorrerá todo tu ser, o sentirás calor en el punto de contacto, calor que es posible que invada súbitamente todo su cuerpo, pero concentrado profundamente en tu chakra raíz o centro de energía.
Ahí "arderá" con especial intensidad, y entonces se podría decir que Toño y María ¡están excitados!
Enseguida, se abrazan, y cierran aún más la brecha; Toño, María y T-M casi cubren el mismo espacio. Toño y María pueden sentir el T-M entre ellos, y desean acercarse aún más, fundirse literalmente con T-M, convertirse en T-M en forma física.
Creé los cuerpos masculino y femenino de una manera en que puedan hacerlo. En este momento, los cuerpos de Toño y María están listos para consumarlo. El cuerpo de Toño está listo para penetrar literalmente a María. El cuerpo de María está listo para recibir literalmente a Toño dentro de ella El hormigueo, el ardor, ahora ha superado lo intenso. Es...
indescriptible. Se unen los dos cuerpos físicos. Toño, María y T-M se convierten en Uno. En la carne.
Las energías fluyen todavía entre ellos. Urgente, apasionadamente.
Jadean. Se mueven. No tienen bastante uno del otro, no pueden acercarse lo suficiente. Se esfuerzan por aproximarse más. Cerca. MÁS CERCA.
Explotan, literalmente, y sus cuerpos físicos enteros se convulsionan.
La vibración envía ondas hasta la punta de sus dedos. En la explosión de su unidad han conocido el Dios y la Diosa, el Alfa y la Omega, el Todo y la Nada, La esencia de la vida, la experiencia de Lo Que Es.
Así mismo, ocurren procesos físico - químicos. Los dos se han convertido en Uno, y, con frecuencia, a partir de los dos, se crea una tercera entidad, en forma física.
Así, se crea una representación de T-M, carne de su carne, sangre de su sangre.
¡Literalmente han creado vida!
¿No he dicho que ustedes son Dioses?
Es la descripción más hermosa de la sexualidad humana que he escuchado en mi vida.
¿Si el sexo es una parte tan maravillosa de la experiencia humana, por qué tantos líderes espirituales predican la abstinencia? ¿Y por qué, aparentemente, tantos maestros fueron célibes?
Por la misma razón que la mayoría de ellos  han sido representados como viviendo simplemente. Aquellos que han evolucionado a un nivel elevado de entendimiento alcanzan un equilibrio entre sus deseos físicos y sus mentes y almas.
Los seres humanos están integrados por tres partes, pero la mayoría de las personas se experimentan a sí mismas sólo como un cuerpo. Incluso la mente se olvida después de los 30 años. Ya nadie sigue leyendo.
Nadie escribe. Nadie enseña. Nadie aprende. Se olvida la mente. No se nutre. No se expande. No hay entrada de información nueva. Se requiere el mínimo rendimiento. La mente no se alimenta. No se despierta. Está adormecida inactiva. Se hace todo lo que se puede para desconectarla.
La televisión, las películas, los libros baratos de bajísima calidad.
¡Cualquier cosa que se haga, el objetivo es no pensar, no pensar!
Así la mayoría vive en un nivel corporal. Alimenta el cuerpo, viste el cuerpo, proporciona "material" al cuerpo. Muchos no han leído un buen libro en años, un libro del cual puedan aprender algo. Pero te pueden decir toda la programación televisiva para la semana. Esto es extraordinariamente triste.
La verdad es que la mayoría no quiere tener que pensar. Elige líderes, apoya gobiernos, adopta religiones que no requieran pensamiento independiente.
"Pónmelo fácil. Dime que debo hacer."
La mayoría quiere eso. ¿Dónde me siento? ¿Cuándo me pongo de pie?
¿Cómo debo saludar? ¿Cuánto pago? ¿Qué quieres que haga?
¿Cuáles son las reglas? ¿Dónde están mis limites? Dime, dime, dime. Lo haré, ¡qué alguien me lo diga!
Después se siente disgustada, desilusionada. Siguió todas las reglas, hizo lo que se le dijo. ¿Qué salió mal? ¿Cuándo se amargó? ¿Por qué se vino abajo?
Se vino abajo en el momento en que abandonó su mente, el mayor instrumento creativo que haya tenido.
Es hora de volver a entablar amistad con la mente. Ser una compañía para ella - se ha sentido muy sola -. Es el momento para alimentarla - ha pasado mucha hambre.
Algunos - una minoría - entienden que poseen un cuerpo y una mente.
Tratan bien a su mente. Sin embargo, incluso entre aquellos que honran a su mente y lo que le atañe, pocos aprendieron a usarla en más de una décima parte de su capacidad. Si supieras de lo que es capaz tu mente, nunca dejarías de participar de sus maravillas y sus poderes.
Y si crees que es reducido el número de personas que equilibran su vida entre cuerpo y mente,  el número de las que se ven como seres de tres partes - Cuerpo, Mente, Espíritu - es minúsculo.
Sin embargo, todos ustedes son seres de tres partes. Son más que su cuerpo, y más que un cuerpo con una mente.
¿Nutres tu mente? ¿La notas siquiera? ¿La mantienes sana o la perjudicas? ¿Estás madurando o te estás marchitando? ¿Te estás expandiendo o te estás contrayendo?
¿Está tu alma tan solitaria como tu mente? ¿Está aún más descuidada?
¿Y cuando fue la última ves que sentiste que se expresaba tu alma?
¿Cuándo fue la última ves que lloraste de felicidad? ¿Escribiste poesía? ¿Compusiste música? ¿Bailaste bajo la lluvia? ¿Horneaste un pastel? ¿Pintaste algo? ¿Arreglaste algo que estaba descompuesto?
¿Besaste a un bebé? ¿Sostuviste a un gato junto a tu rostro?
¿Escalaste una colina? ¿Nadaste desnudo? ¿Caminaste al amanecer?
¿Tocaste la armónica? ¿Conversaste hasta romper el día? ¿Hiciste el amor durante horas... en la playa, en el bosque? ¿Comulgaste con la naturaleza? ¿Buscaste a Dios?
¿Cuándo fue la última ves que te sentaste a solas con el silencio, viajando a la parte más profunda de tu ser? ¿Cuándo fue la última ves que saludaste a tu alma?
Cuándo vives como una criatura unifacética, te quedas preso en los asuntos del cuerpo: dinero, sexo, poder posesiones, estímulos y satisfacciones físicos, seguridad, fama, ganancia económica.
Cuándo vives como una criatura bifacética, amplías tus intereses para incluir asuntos de la mente. Compañerismo, creatividad, estimulación de nuevos pensamientos, ideas nuevas; creación de nuevos objetivos, nuevos retos, crecimiento personal.
Cuándo vives como un ser de tres partes, por fin alcanzas un equilibrio contigo mismo. Tus intereses incluyen asuntos del alma:
identidad espiritual; propósito de vida; relación con Dios; la senda de evolución; crecimiento espiritual; destino fundamental.
Mientras evolucionas a estados cada vez más altos de conciencia, llevas a la realización plena cada aspecto de tu ser.
Sin embargo, la evolución no significa abandonar algunos aspectos del Ser a favor de otros. Significa simplemente expandir el centro de atención; separarse de cualquier compromiso casi exclusivo con un aspecto, y dirigirse hacia el amor genuino y la apreciación de todos los aspectos.
¿Por qué, entonces, tantos maestros fomentan la total abstinencia del sexo?
Porque no creen que los humanos puedan lograr un equilibrio. Creen que la energía sexual, y las energías que rodean otras experiencias mundanas, es demasiado poderosa para moderarla simplemente; llevarla al equilibrio. Creen que la abstinencia es el único camino que conduce a la evolución espiritual, en vez de ser meramente un posible resultado de ella.
¿No es verdad, sin embargo, que algunos seres que evolucionaron muy alto "renunciaron al sexo"?
No en el sentido clásico de la palabra "renunciar". No es un desprendimiento obligado de algo que todavía quieres pero sabes que no es "bueno que lo tengas". Más bien es una simple omisión, un alejamiento, como cuando uno rechaza la segunda ración de postre. No porque el postre no este bueno, ni siquiera porque no sea benéfico para ti. Se trata simplemente de que, delicioso como era, ya tuviste bastante.
Cuando puedas renunciar a tu interés en el sexo por esa razón, es posible que quieras hacerlo. Y a la vez, podrías no quererlo. Es factible que nunca decidas que ya "tuviste suficiente" y siempre seguirás deseando esa experiencia, en equilibrio con las otras experiencias de tu Ser.
Así es, en efecto. Es verdad. Las personas activas sexualmente no están menos calificadas para la iluminación, ni menos evolucionadas espiritualmente, que las inactivas sexualmente.
La iluminación y la evolución propician que desistas de tu adicción al sexo, de tu profunda necesidad de tener la experiencia, de tus conductas compulsivas.
Asimismo, se desvanecerá tu preocupación por el dinero, el poder, la seguridad, las posesiones y otras experiencias del cuerpo. Sin embargo, no desaparecerá, ni debe hacerlo, tu apreciación genuina por estos aspectos del vivir. La apreciación de todo lo que conforma la vida es lo que honra el Proceso que has creado. El desdén por la vida o cualquiera de sus alegrías, incluso las físicas más básicas, es desdén hacia Mí, el Creador.
¿Cuándo llamas impía a Mi Creación, como me llamas a Mí? Sin embargo, cuando calificas de Sagrada mi creación, santificas tu experiencia de ella, y a Mí, a la vez.
Yo te digo: no he creado nada desdeñable, y como dijo Shakespeare, nada es "malo" a menos que el pensamiento le adjudique ese calificativo.
Esto me lleva a otras preguntas finales acerca del sexo. ¿Esta bien cualquier clase de sexo entre adultos que están de acuerdo?
Sí.
Me refiero al sexo "desviado", al sexo sin amor, al amor homosexual...
Primero, aclaremos una vez más que Dios no desaprueba nada.
Yo no me siento aquí para juzgar, llamando Buena a una acción y Mala a otra.
(Cómo bien lo sabes, analizamos esto detenidamente en el libro anterior.) Ahora, en el contexto de lo que te favorece o te perjudica, en tu Senda de Evolución, sólo tú puedes decidirlo.
Sin embargo, existe un lineamiento amplio acerca del cual la mayoría de las almas evolucionadas han estado de acuerdo.
Ninguna acción que cause perjuicio a otra conduce a una rápida evolución.
Hay un segundo lineamiento, asimismo:
No se debe tomar ninguna acción que afecte a otro sin su consentimiento y permiso.
Consideremos ahora las preguntas  que has formulado en el contexto de estos lineamientos.
¿Sexo "desviado"? Bien, si no lastima a nadie y se hace con el permiso de los participantes, ¡qué razón hay para que alguien lo califique de "malo"?
¿Sexo sin amor? El sexo por el "interés del sexo" ha sido debatido desde el principio del tiempo. Siempre que escucho esa pregunta, pienso que algún día me gustaría presentarme en un sitio concurrido y
decir: "De todos los que están aquí, levante la mano quién nunca haya tenido sexo fuera de una relación de amor profundo, constante, comprometido, perdurable".
Permíteme decir sólo esto: cualquier cosa sin amor no es el camino más rápido hacia el principio femenino de Dios.
Ya sea sexo sin amor, o espagueti con albóndigas sin amor, si preparaste el festejo y lo estás consumiendo sin amor, te estás perdiendo la parte más extraordinaria de la experiencia.
¿Esta mal perderse eso? De nuevo, es posible que "malo" no sea la palabra adecuada. "Desventajoso" se acercaría más, dado que deseas evolucionar a un ser espiritual más elevado lo más rápidamente que puedas.

 

Banner

Frases destacadas

Ropa raída

‎"La mayoría de la gente se avergüenza de la ropa raída y de los muebles destartalados,

pero más debería ruborizarse de las ideas nocivas y de las filosofías gastadas".

-Albert Einstein-