terrakuita

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Poesía Gansos Silvestres

Gansos Silvestres

E-mail Imprimir PDF

No tienes que ser bueno,

No tienes que recorrer el desierto de rodillas en penitencia.

Solo tienes que dejar que ese delicado animal que es tu cuerpo ame lo que ama,

Háblame de tu desesperación y yo te hablare de la mía,

Mientras tanto el mundo continua.

Mientras tanto, el sol y los claros guijarros de la lluvia se mueven por los parajes,

sobre las pradera y los árboles frondosos,

las montañas y los ríos,

Mientras tanto, los gansos silvestres, en el aire azul y puro,

se dirigen de nuevo a casa.

Quienquiera que seas, por muy solo que estés,

el mundo se ofrece a tu imaginación,

y te llama como los gansos silvestres, chillando con excitación,

anunciando una y otra vez tu lugar

en la familia de las cosas.

.

Mary Oliver

 

Banner

Frases destacadas

Desde el corazón

Si alguien te dice:

"En la fortificada ciudad de lo imperecedero,

nuestro cuerpo, hay una flor de loto

y en esa flor de loto un espacio pequeñito:

¿qué es lo que contiene que uno

desearía conocerlo?"

Tú debes responder:

"Tan vasto como Fuera de este espacio

es el espacio pequeñito dentro de tu corazón:

el cielo y la tierra se encuentran ahí, Fuego y aire, sol y luna,

relámpagos y constelaciones,

cualquier cosa que te pertenezca aquí abajo y aquello que no,

todo esto está reunido en ese pequeñito espacio

dentro de tu corazón".

Chandogya Upanishad 8.1.2-3