terrakuita

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Cuentos ¡Que deliciosa!

¡Que deliciosa!

E-mail Imprimir PDF

Un hombre que paseaba por el campo se encontró con un tigre. Dio media vuelta y huyó, el tigre le siguió pisandole los talones.

Al llegar a un precipicio, se agarró a la raiz de una vieja parra y se dejó colgar sobre el abismo. El tigre lo olfateaba desde arriba. Estremeciendose, el hombre miró hacia abajo al fondo del precipicio, en donde otro tigre esperava ávido su caida paa devorarlo. Solo la parra lo sostenía.

Dos ratones uno blanco y otro negro, empezaron a roer la raíz. A su lado, el hombre vió una fresa silvestre de aspecto suculento. Aferrandose fuertemente a la parra con una mano, pudo alcanzar la fresa con la otra. ¡Que deliciosa estaba!...

Historia antigua de Zen.

 

Banner

Frases destacadas

Importancia personal


La importancia personal es nuestro mayor enemigo.
Piénsalo, aquello que nos debilita es sentirnos ofendidos por los hechos y malhechos de nuestros semejantes.
Nuestra importancia personal requiere que pasemos la mayor parte de nuestras vidas ofendidos por alguien.

Carlos Castaneda