terrakuita

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Cuentos ¡Que deliciosa!

¡Que deliciosa!

E-mail Imprimir PDF

Un hombre que paseaba por el campo se encontró con un tigre. Dio media vuelta y huyó, el tigre le siguió pisandole los talones.

Al llegar a un precipicio, se agarró a la raiz de una vieja parra y se dejó colgar sobre el abismo. El tigre lo olfateaba desde arriba. Estremeciendose, el hombre miró hacia abajo al fondo del precipicio, en donde otro tigre esperava ávido su caida paa devorarlo. Solo la parra lo sostenía.

Dos ratones uno blanco y otro negro, empezaron a roer la raíz. A su lado, el hombre vió una fresa silvestre de aspecto suculento. Aferrandose fuertemente a la parra con una mano, pudo alcanzar la fresa con la otra. ¡Que deliciosa estaba!...

Historia antigua de Zen.

 

Banner

Frases destacadas

Un amor así de libre


Amame sin temor

confía en mí sin cuestionarme

cuenta conmigo sin preguntarme

quiéreme sin restricciones

deséame sin inhibiciones

acéptame sin cambiarme

porque un amor así de libre

nunca morirá.

Suzanne Powell