terrakuita

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Home Cuentos Las apariencias

Las apariencias

E-mail Imprimir PDF

Cuenta el sufi Mula Nasrudin que cierta vez asistió a una casa de baños pobremente vestido, y lo trataron de regular a mal y ya para salir dejó una moneda de oro de propina.

A la semana siguiente fue ricamente vestido y se desvivieron para atenderlo...y dejó una moneda de cobre, diciendo:

-Esta es la propina por el trato de la semana pasada y la de la semana pasada, por el trato de hoy.

 

Banner

Frases destacadas

Nativos americanos


Ningún árbol tiene ramas tan tontas como para pelear entre ellas.